El Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas se fundamenta en una estructura de asociaciones sólida y transparente, erigida en torno a funciones y responsabilidades claras.